DIETAS TERAPÉUTICAS

Introducción

Cuántas veces hemos escuchado la frase popular "somos lo que comemos", y es cierto, nuestra alimentación es nuestra mejor medicina.

Muchas veces se confunde el término "dieta"; la dieta es el tipo de alimentación que llevamos habitualmente, puede ser correcta o no, eso lo determinará tu nutricionista, nutriólogo, dietista, etc.

Hoy hablaré de las dietas terapéuticas, que ciertamente al prescribir una dieta hay que basarse en datos personales, clínicos, heredo familiares, hábitos, estilo de vida, en fin, elaborar por cada paciente un historial clínico que defina su estado de salud. En caso de patologías crónicas es importante determinar y contorlar el aporte de macronutrientes y micronutrientes, que permita ayudar con su trastorno.

A continuación menciono los tipo de dietas que se utilizan para tratar ciertas patologías, los alimentos permitidos, si cumplen o no con los requerimientos nutricionales.

Dieta de líquidos claros

Dieta líquido claro

Es una dieta de transición, se considera como una etapa intermedia entre el ayuno y el inicio de la alimentación, nutricionalmente inadecuada debido a su pobre o nuto aporte calórico, debe ser consumida únicamente entre 24 y 48 horas, es de fácil digestión, es monótona, no cuenta con ningún alimento sólido, y puede ser fría, por lo general se fracciona de 3 a 5 tomas con una aportación de 400 a 600 kcal. en donde el 91% serán hidratos de carbono y el 9% de proteínas; se excluyen los lípidos. (UNADM, 2017).

Los alimentos permitidos son: té, agua, gelatina de agua, jugo de manzana o uva, nieve de limón, atole con agua, ginger ale, consomé desgrasado.

Esta dieta se indica en:

Etapa pre y post operatoria

Exámenes de clonoscopía y otras pruebas diagnósticas

Pruebas de gabinete que requieren reducción de materia fecal

Condiciones agudas de disturbios gastrointestinales obstructivas e inflamatorias

Etapa inicial de la transición de la alimentación parenteral a enteral

Intolerancia a la alimentación sólida

Trastornos de deglución, como estenosis de esófago.

Dieta de líquidos generales

Dieta líquidos generales

Es la dieta intermedia entre los líquidos claros y dieta blanda; el cambio debe realizarse de acuerdo a la tolerancia del paciente, es de fácil digestión, contiene poco residuo y ningún condimiento, todos los alimentos se proporcionan en consistencia líquida. Puede cubrir los requerimientos nutricionales del paciente si se planea adecuadamente por lo que puede ministrarse por varios días. El valor nutrimental es entre 1500 a 1800 kcal. en donde el 55% serán HC, 15% proteínas y 30% lípidos. (UNADM, 2017).

Los alimentos permitidos son: pollo (crema) y huevo, bebidas a base de leche y yogurt, zanahoria, chayote cocidos y licuados, papaya, plátano licuados, avena, arroz, maicena (atoles), aceite de canola, maíz, oliva, miel, gelatina de agua.

Esta dieta es muy útil en alteraciones o patologías que afectan el esófago, laringe y estómago.

En problemas de masticación, trauma de mandíbula.

Dieta licuada o enteral