Dietas modificadas en macronutrientes

INTRODUCCIÓN:

En México tanto la desnutrición aguda como crónica en grupos vulnerables, como la obesidad es un problema de salud en el que se tiene que trabajar ya que conlleva a padecimientos crónicos.

Hoy en día nos invaden los productos “milagro” que prometen acabar con el problema de salud en el individuo, sin embargo, es indispensable que la persona se acerque al experto para que éste lo pueda guiar correctamente basándose en la ciencia y en el conocimiento adquirido durante su experiencia en la rama de salud.

Existen varias dietas que pueden guiar al paciente según su historial clínico y biológico y aquí les explico las “dietas modificadas en macronutrientes”.

Dieta hipoenergética:

Hipoenergética

También conocida como hipocalórica y es a la cual se le realiza una reducción energética del requerimiento basal del individuo, de 500 a 1000 kcal diarias y por lo tanto también en los porcentajes de macronutrientes.

Se utiliza en enfermedades como: sobrepeso, obesidad, hipertensión, síndrome de Cushing, hipotiroidismo y en personas que estén consumiendo inmunosupresores o corticoides.

Dieta hiperenergética:

Hiperenergética

Se caracteriza porque su contenido energético es más alto en kcal en relación al gasto energético recomendado, normalmente más de 40 kcal/kg/día.

Se utiliza en enfermedades de desnutrición, cáncer, SIDA, quemaduras, sepsis, neurológicas.

Dieta modificada en tipo y cantidad de hidratos de carbono y fibra dietética:

Esta dieta se caracteriza porque el contenido de hidratos de carbono se modifica reduciéndolos a los requerimientos mínimos, aportando en su mayor proporción los hidratos de carbono complejos; esta dieta es alta en fibra dietética, lo que contribuye a saciar más rápidamente el apetito y disminuir la glucosa en sangre, así como los triglicéridos.

Se utiliza en enfermedades metabólicas (diabetes tipo 1 y 2, obesidad, síndrome metabólico, hipertrigliceridemia).

Dieta modificada en residuo:

Baja en residuo

Esta dieta debe componerse de alimentos que dejen un mínimo de material sin digerir en el tubo digestivo y baja en fibras, por lo tanto, en esta dieta se reduce la cantidad de volumen fecal que pasa a través del intestino grueso.

Se utiliza cuando habrá que hacer estudios de gabinete como rayos x de colon y abdomen o endoscopía, así como enfermedades gastrointestinales como diverticulitis, gastroparecia, enfermedad de Crohn, obstrucción o estenosis del intestino, colitis ulcerativa y en pre y pos cirugía intestinal o fístula intestinal.

Dieta Brat o Braty:

Es una dieta que contiene sólo 4 alimentos plátano, arroz, manzana y pan tostado (banana, rice, Apple, toast) que son alimentos con poder astringente, se le agregó la letra “y” de yogurt por sus propiedades benéficas en cuanto a la flora intestinal y está indicada en pacientes con diarrea aguda.

Dieta modificada en el tipo y cantidad de lípidos:

Baja en lípidos

Esta dieta está relacionada con varias patologías y además en situaciones preventivas que responden en general a un tratamiento vinculado entre sí. Esta dieta puede ser utilizada a nivel prevención, pero también indicada en patologías cardiovasculares, metabólicas y en dislipidemias.

Dieta cetogénica:

Dieta cetogénica

Por la gran cantidad de grasa que proporcina, es baja en hidratos de carbono y resulta desequilibrada en vitaminas y minerales; es una dieta muy controvertida, sin embargo es muy utilizada para el control de peso y debe utilizarse por lapsos no mayor a seis semanas.

Está indicada en obesidad mórbida.

Dieta hipoproteica:

Hipoproteica

Se considera una dieta hipoproteica cuando no se cubre las necesidades de proteína para las funciones corporales de una persona adulta. Hay enfermedades que requieren menor cantidad de proteína debido a un mal funcionamiento de algún órgano como riñón o hígado.

Se utilizan en enfermedades como insuficiencia renal aguda, enfermedad renal estadios I al IV sin tratamiento sustitutivo o proteinuria.

Dieta hiperproteica:

Hiperproteica

Cuando el consumo sobrepasa a 1g/kg/día de proteínas, se considera que es una dieta hiperproteica y debe ser muy vigilada debido a que se incrementa el trabajo en el riñón.

Se utiliza en enfermedades como sepsis, desnutrición proteica, ERC en tratamiento sustitutivo, politraumatizado, VIH, cáncer, quemados, estados febriles, estaos hipercatabólicos.

Referencias:

División de Ciencias de la Salud Biológicas y Ambientales. (2017). Dietas modificadas en macronutrientes. En Dietoterapia(pp.7-45). Ciudad de México: UNADM.Guardar


Featured Posts
Recent Posts
Sígueme
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Pinterest App Icon