Dietas modificadas en micronutrientes

INTRODUCCIÓN:

Habitualmente nuestra alimentación no precisa de dietas finamente ajustadas en su composición para llegar a ser sana y equilibrada. La alimentación no es un proceso exacto y matemático.

En determinados procesos patológicos es importante controlar con cierta exactitud tanto el aporte energético como el de macronutrientes y micronutrientes. En el caso de patologías crónicas, es esencial que el propio paciente tenga los conocimientos necesarios para que, de una forma sencilla, pueda plantear diariamente la alimentación correcta que le permita un mejor control de su trastorno y adaptándola dentro de lo posible a sus gustos y preferencias, y así mismo corregir su patología.

Todas las enfermedades tienen un componente metabólico y todas pueden ser atendidas con Dietoterapia, la cual debe modificar los componentes nutrimentales, en las dietas para mejorar el estado de nutrición y por lo tanto la salud.

Hablaré de las dietas modificadas en micronutrientes para distinguir el tipo de dieta que necesita un paciente según la patología que presente.

Los tipos de dietas son:

Dieta hipertensión
  1. Dieta con control de sodio (Dieta DASH)

El objetivo de esta dieta es disminuir la presión arterial. Es una dieta a base de frutas, verdura, lácteos descremados, carnes bajas en grasa y con alimentos pobres en sodio, sin agregar sal a los alimentos.

Es utilizada en enfermedades cardio vasculares, enfermedad cerebro vascular, hipertensión, enfermedad de insuficiencia renal crónica.

El consumo diario debe ser menor de 5 gr. de sal. Es una dieta completa que debe de incluir 55% de HC, 15% proteínas y 30% de lípidos totales (10% monoinsaturados, 10% poliinsaturados, 10% saturadas).

Alimentos permitidos:

Leche descremada y yogurt light; alimentos de origen animal sin grasa y blanca, pollo, pescado, clara de huevo, queso cottage, requesón y panela.

Todas las frutas frescas, todas las verduras, cereales como arroz, avena, tapioca, bolillo, papa, camote, tortilla y pan de caja.

Leguminosas como frijol, lenteja, haba, garbanzo, soya, alubia, alverjón; y en cuanto en aceites y grasas utilizar de olivo, canola, girasol, soya, aguacate, y grasas con proteínas, las cuales NO deben de ser salados, nuez, almendras, cacahuates, pepitas, avellanas, piñones, pistaches, nuez de la india, chia, linaza.

Alimentos prohibidos:

Leche entera y semidescremada, carnes con grasa, embutidos, quesos grasos, frutas en almíbar, jugos de fruta debido que en el proceso se pierde la fibra. Nada de pan dulce, pasteles, panes o galletas elaboradas con harina refinada y con rellenos (chocolate, mermelada, cajeta, merengue o chantilly) cereales en caja ricos en azúcar. Nada de grasas de tocino, longaniza, chorizo, manteca, mayonesa, margarinas, mantequilla, crema, queso doble crema y aceitunas (por su alto contenido de sodio). Nada de refrescos, jugos, bebidas alcohólicas, salsa inglesa, soya, consomé en cubos o polvo, aquellos que contengan glutamato monosódico, alimentos industrializados como botanas.

Dieta control de potasio
  1. Dieta con control de potasio

El potasio es unmineral que debe controlarse en múltiples enfermedades, las causas de su elevación o descenso son muy variadas, incluso medicamentos pueden descontrolarlo.

Según la RDA el consumo habitual en sujetos sanos es de 5000 mg hasta 7000 mg y se mide con resultados de laboratorio.